nunca en la carretera


A ti querido amigo que no me puedes leer, a ti que no me puedes escuchar, ni siquiera ver. Recuerdas aquellas mañanas de gris asfalto de frío viento, de intenso ruído. Recuerda aquel juramento que nos hicimos “nunca en la carretera”. La vida en dos ruedas, futuro y pasado y jamas presente, donde la delantera pise y no este bien el firme no hay que llevar la trasera, lo aprendimos sobre ellas,  pero no es fácil aprender de los errores cuando estos se disfrazan de mil maneras, cuando cada curva es traicionera. Recuerda el olor a combustible quemado ese que te daba la vida que embriagaba tu espiritu y no dejes de sentirlo, habrán mas quilometros que recorrer juntos en los que encontrar alguna historia que contar, aquel pueblo perdido que apareció en el camino donde la vieja del lugar nos leyó la mano, “nunca en la carretera”, ella también lo vió medio bruja medio loca, pero firme en su lectura. Agarra fuerte con el puño el acelerador, siente la sensación de estar flotando como en una atración, ella empuja y tu te dejas llevar. Nunca en la carretera dejaremos nuestros sueños, ellos siempre vendran con nosotros en el asiento trasero, nunca en la carretera viajaremos solos, nunca en la carretera dejaremos de cuidar el uno del otro, nunca en la carretera dejaremos pasar la vida entera. Recuerda fue una promesa.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: