CONCURSOS


El tren partió, y ella con él.

Entre en el coche y volvía a casa. Llegué y me tumbé en la cama la noche había sido larga y apenas si había dormido. Pronto caí en un sueño profundo.

Su cuerpo permanecía inmóvil, su rostro pegado al mío, sus ojos cerrados y yo intentado imaginar que sueños pasarían por su mente.

Las sabanas negras dibujaban su silueta, ladeada sobre el colchón medio tapada completamente desnuda. Mis manos acariciaron su cadera, notaba su aliento, olía el perfume que aquella noche no la había abandonado siquiera en aquel lugar de salsa donde pasamos unos intensos momentos de bailes y caricias de besos y miradas, donde resaltaba por encima del humo de los cigarrillos y demás olores. Mis manos aceleradas recorrían su piel, y ella seguía durmiendo, cada vez nuestros cuerpos más próximos, apenas un leve movimiento y mi mano se perdió entre sus muslos, sus piernas rozaban las mías sus labios permanecía dormidos. Intentaba no despertarla, apenas si quedaban unas horas para que su tren partiera y quería que descansara, pero era inevitable frenar el deseo, reprimir las ganas de poseerla y sentirme una vez más dentro de ella. Lentamente sin despertar se dio la vuelta, su trasero se apretaba fuerte contra mi cuerpo, su espalda se fundía contra mi pecho, sus pechos quedaba desnudos entre su pelo y las sabanas, mi manos apartaban su pelo y acariciaban su pecho, sus pezones despertaban, y mi miembro se perdía abriéndose paso entre sus piernas. Seguía dormida, excitada, húmeda y ofreciéndome su cuerpo. Lentamente la penetré, sólo un poco para sentir el calor de su interior y fundir nuestros flujos. Escapo de sus labios un suave gemido y acercó su cuerpo buscando el mío. Un leve movimiento y me encontraba un poco más dentro de su cuerpo. Parado sintiendo el circular de mi sangre por las venas dilatadas de mi bálano, como el músculo se dilataba y contraía como si yo nada pudiera hacer para evitarlo. Mi cuerpo sobre su espalda, mis labios acariciando su nuca, su piel erizada, el calor de ambos. Lentamente sus parpados se levantan, abre su boca y suspira fuertemente. Susurro al oído “despertaste amor”, y son recibir contestación, me vi bajo su cuerpo. Su silueta rompía a contra luz los rayos del amanecer. Su rostro medio dormido reflejaba el deleite que ambos sentíamos en ese instante, sus movimientos me incitaban a seguir buscando el orgasmo con que darle los buenos días y fundirnos en unos instantes de intenso placer.

Mis manos agarradas a sus caderas ayudando a seguir el movimiento y la intensidad de su cuerpo. Un beso, dos lenguas entrelazadas, la respiración cortada, corriéndonos los dos.

 

 

Certámenes – Últimas convocatorias entradas

http://spaidimatge.webs.com/

http://www.wix.com/espaidimatge/salon

 http://www.wix.com/rtorronet/espaidimatge

 http://spaidimatge.webs.com/

 http://latorred.webs.com/

 http://extcabello.webs.com/

 http://extpes.webs.com/

 https://sites.google.com/site/extensionesbarcelona/

 https://sites.google.com/site/pelosextensiones/

 https://sites.google.com/site/tinteypermanente/

 https://sites.google.com/site/unasgel/

 https://sites.google.com/site/unasgelbarcelona/

 http://espaideimatge.wordpress.com/

 https://rtorronet.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: