LLUEVE


Llueve, el recuerdo de tu cuerpo empaña los cristales por donde las gotas juegan a encontrarse. Se pierden mis dedos entre tus cabellos.


Llueve, desprende el suelo el aroma de tu pelo húmedo, de tu piel cubierta por el rocío del baño a media noche. Llueve, tu corazón marca el ritmo, al que siguen las gotas estrellándose acompasadas sobre las viejas tejas. enverdecidas por el moho

 Llueve, el perezoso humo que asoma por la chimenea, no alza el vuelo hacia el gris cielo que hoy nos cubre. Llueve, el fuego reluce en tus ojos, patria de relámpagos y trueno, páramo donde allí encuentro mi refugio.

Llueve, traen las gotas el recuerdo, del sudor de tu cuerpo, deslizándose entre mis brazos,

Llueve y tu cuerpo ocupa el espacio vacío del sofá, recorren mis labios los dibujos de tu piel.

Llueve, ríos de recuerdos,  sensaciones de cuerpos  entrelazados.

Llueve, tu rostro se ilumina, mi cuerpo se estremece al estar dentro del tuyo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: