Archive for the NARRACIONES Category

CAMINANDO EN SOLEDAD

Posted in NARRACIONES with tags , , on 22 mayo, 2013 by rtorronet

Aturdido por los sueños que cada noche me atormenta, me levanto sonámbulo con el alba, con el increpante sonido del despertador, que cada día me recuerda que formo parte de una inmensa monotonía. Vestido de cualquier forma, sin importarme el día en el que me encuentro pues todos son lunes, salgo a la calle. Camino por la acera, en contra dirección de todo el mundo. La gente pasa por mi lado notando sus pisadas, mirando esos ojos perdidos. A nadie parece importarle mi presencia, nadie cambia su mirada hacia la mía. Camino solo rodeado de la multitud, ni un solo perdón al contactar nuestro hombros violentamente. Es triste sentir que entre tanta gente puedes encontrarte solo, pensando que tal vez el camino elegido es equivocado, que tu dirección no es la correcta, que no encajas en esta acera, donde la gente siempre va en sentido contrario.

En medio del silencio, oigo una voz que me llama, detengo mis pasos y vuelvo la cabeza hacia el otro lado de la calle. Enfrente alguien me llama, me sonríe, me mira, me invita a cambiar de lado extendiendo su mano, pero sin detenerse un momento, siguiendo su camino, hasta doblar la esquina.

Otro día mas, otro lunes que no llega, otras caras que jamas recordare. Miro la infinita avenida que se pierde en el horizonte, inmensos edificios, letreros luminosos que rompen el monótono gris que viste la gente, ruido de coches que no cesa, y ningún semáforo, ni un solo paso de cebra por el que poder cambiar a la acera contraria.

Así transcurre mi vida, una inmensa avenida repleta de gente desconocida, de escaparates vacíos o inaccesibles, de letreros luminosos que intentan atraer mi atención, baldosas llenas de huellas de otros que como yo pisaban a diario intentando salir de este anonimato, intentando ver que en los demás tenia cabida su existencia, porque es triste vivir para uno mismo sin que nadie sienta necesidad de tenerte a su lado de poder contar contigo así sea por unos segundos. Cambiaré pues de lado, buscare por donde acceder a la otra acera aunque en ello me vaya la vida, y buscare aquella mano tendida, aquella sonrisa, aquella mirada, pues vale todo esfuerzo posible por poder estar al lado de alguien que en verdad quiere mi compañía.

La gente va y viene, las personas aparecen en nuestras vidas y desaparecen con el paso del tiempo, menos tú, a cada instante en cada silencio escucho tu risa, siempre con tu mano extendida por más que mil esquinas dobles, porque te pierdes en este espacio y permaneces en mi vida. Quien eres?, quien soy para ti?, que nos depara este incierto destino?, porque caminamos en direcciones distintas y siempre terminamos encontrándonos en el mismo punto, como si no nos hubiésemos movido ninguno de los dos?.

Buscaba amplias aceras donde no tropezar con nadie, por las que caminar sin tener que ceder el paso sin tener que detener mis pasos detrás de nadie cuyos pasos son mas cortos son mas lentos que los míos. Aceras repletas de escaparates con grandes letreros ofreciendo una inexistente vida. Ahora busco callejones repletos de gente, donde tropezar con alguien y poder pedirle perdón, o escuchar un “gracias”, al ceder el paso, sentir que alguien te da la mano y camina junto a ti, poder experimentar la sensación de no caminar solo, el tener al lado alguien que pisa las mismas baldosas que yo.

No buscar porqués del pasado, dejarlos atrás sin olvidarlos por si vuelven a aparecer y ver que todo lo hecho sus motivos y caminos tenía y que ahora hay otros por los que seguir caminando, buscar aquellos que siempre han estado a mi lado así creía haberlos perdido de vista alguna vez.

Hay gente maravillosa, aquí en la calle y en cualquier lado, gente que pasa por nuestras vidas de una forma fugaz, otra que permanece un tiempo entre nosotros, y otra que permanecera siempre. ” la vida nos pone en el camino a la gente que queremos y nos quita de él a la gente que no nos quiere””

R.T.H.

 

TE ESCRIBO

Posted in NARRACIONES with tags , , , on 22 mayo, 2013 by rtorronet

Y como no te veo
Te extraño
Y como te extraño
Te necesito
Y como te necesito
Te busco
Y como te busco
Te escribo

Y te escribo para decirte te quiero
cuando mis labios
no pueden llegar

Y te escribo para sentirte más cerca
cuando la cruel realidad
nos prohibe el encuentro

Y como en este instante
necesito tu abrazo
y micuerpo anela el tuyo
por eso te escribo

Te escribo porque me acuerdo de ti

TU PRESENCIA

Posted in NARRACIONES with tags , , , on 22 mayo, 2013 by rtorronet

Los aspersores dejan de rociar el jardín, oscuro está mí alrededor, cubierto por la silenciosa noche, siento en mi piel su calor. Apenas una leve brisa cargada de aromas entra por los huecos de la fina tela metálica, aliviando esta veraniega sensación. Medio ladeado, abrazado a la almohada, escucho el latido de mi corazón, el suave murmullo de mi respiración y el rozar de mi cabello contra la tela que cubre la almohada al compas que marca el lento movimiento de mis pulmones, la sabana apenas si cubre mis pies más fríos que el resto de mi cuerpo. Luces y sombras dibujan la última imagen de mi habitación la mesita, la vela decorada con letras chinas que hay sobre ella, el armario un cuadro que adorna la pared y al puerta medio abierta por la que entra un tenue resplandor de luz, que la luna manda para iluminar el pasillo, y en el centro, los números rojos que marcan la hora en el despertador al cerrar los ojos 01:22. Se calma la brisa, aumenta el calor y se aceleran los latidos. El templado hierro forjado del cabezal que apenas toca mis dedos es lo último que siento antes de quedarme dormido. Frente a mi noto una presencia, no sé si estoy dormido o despierto todavía, incapaz de hacer que mis parpados obedezcan las ordenes que mi consciente manda, tal vez por el miedo inconsciente a tan fuerte presencia. El diablo, B******, Satanás, Lucifer, el anti-Cristo, mi mente se deja llevar por la imaginación, el miedo se apoderaba de mí ser. No puedo abrir los ojos por el temor a encontrar la silueta de este ser recortando el rectángulo de tenue luz que entra desde el exterior a través del ventanal. Ahora siento el latido en mi sien, el fino silbido del aire que entra acelerado por mi nariz, como cada poro empuja el bello de mis brazos alzándolos y una gota de sudor brota en mi frente deslizándose por mi piel hasta llegar al final de mi cuello. Siento algo que me oprime la boca del estomago y mi cuerpo se encoge en posición fetal. Y como si de una tempestad se tratase un segundo después llega la calma, esa presencia se torna paz y sosiego. Siento como esos ojos me miran. Como leen cada una de las palabras que llegan a mi mente para intentar describir ese momento. Ahora sé que es tu presencia la que siento. Tú que lees aquello que en las noches viene a mi mente, frente a esa pantalla, imaginando lo que describo y haciendo tuyos algunos detalles, que con letras no llego hacerte ver, dejando penetrar los aromas que el romero, el césped y la tierra mojada liberan tras el fino riego, todo eso mi subconsciente retiene hasta el despertar de la mañana siguiente.

AL VIENTO

Posted in NARRACIONES with tags , , , , , on 7 diciembre, 2010 by rtorronet

Cuando de noche el viento susurre a tu ventana no te asustes, son mis sueños que te buscan, son mis ganas que quieren entrar y descansar a tu lado. Abre una pequeña rendija, para que te acaricie el rostro y pueda jugar por un instante con tu cabello, deslizarme por dentro de tu ropa, cierra escucha el silencio y siente que estoy contigo.

mi reflejo

Posted in NARRACIONES with tags , , on 1 diciembre, 2010 by rtorronet

En aquel mar en tempestad

     arturdidos por el fuerte sonido             

        en mitad de una media oscuridad

                 rota por el ir y venir de una luz

                   estabas tú como a un océano de mí

                             tú a un lado y yo en la otra orilla

                                                           dos desconocidos,

                     nos quedamos mirándonos durante un tiempo

                                                                que para mí fue eterno

                                               así los dos de pie uno frente al otro

                                                                          apenas si había gente

      fue un momento  de pulsaciones desatadas, sudor frío
   

 

todo se queda vacio alrededor    
  sin sonidos y solo veía esos ojos oscuros

                                                             donde se reflejaban los relámpagos

allí mirándome

me acerque despacio

sin dejar de mirarnos fijamente

las pulsaciones cada vez más altas

sus ojos cada vez más cerca

ni un solo pestañeo

hasta estar los unos frente a los otros

ladear la cabeza para que nuestros labios se juntaran sin que ninguno de los dos

apartara su mirada, las pupilas dilatadas

un beso profundo suave, sus manos en mi pecho conteniendo mis pulmones acelerados

y mis manos recorriendo los surcos de su espalda

abrazados por el silencio

acompañados por la multitud

deje de ver tus ojos

                                                                       para saborear profundamente

                                                          el sabor que anhelaba encontrar

                              y tus manos buscaron por mi cuerpo

un lugar donde poder posar.